Las sondas nasogástricas en personas con demencia avanzada no mejoran la calidad de vida

La alimentación por sonda nasogástrica en pacientes con demencia avanzada y grandes dificultades para tragar “no ha demostrado científicamente” ofrecer beneficios en mejorar el estado nutricional, ni prolongar la supervivencia o mejorar la calidad de vida en dichos pacientes, y puede producir incomodidad al enfermo y riesgos como la aspiración pulmonar del alimento, según la Sociedad Española de Geriatría y Gerontología (SEGG). 

Fuente: InfoSalus

Seguir leyendo

Enviar comentario