Navidad en la planta de Geriatría: “La soledad también hace enfermar”

Trabajar en una planta con pacientes de Geriatría es un aprendizaje continuo para los residentes de esta especialidad. La del Hospital General Universitario Gregorio Marañón es especialmente representativa. Allí han tratado de convertir “un entorno agresivo” en un lugar lo más parecido a los hogares de quienes están ingresados. Su máxima es que los enfermos pasen en ella el menor tiempo posible y se esfuerzan, aún más, en que eso se cumpla en Navidad. Para los que no les queda otra que quedarse ingresados hay villancicos que alegran esos momentos. Y regalos. Aunque normalmente esperan hasta el día 6 de enero. Los mayores son más de Reyes que de Papal Noel.

Fuente: Redacción Médica

Seguir leyendo

Enviar comentario